Acompáñame dándole al botón "Me gusta" y mejor aún dándole al botón "participar en este sitio". Se está muy bien en buena compañía.

En facebook

Seguidores

Los coach son unos canallas...

Vale la pena ver este video. Es, independientemente del título del mismo, el mejor ejemplo de lo que nos puede ocurrir cuando vemos algún problema, buscamos una solución o queremos alcanzar nuevas experiencias. Nuestra cabeza, nuestra mente, le da vueltas y vueltas y vueltas a lo mismo. No encontramos la solución o el camino. Y nos mantenemos firmes en nuestra posición. Le damos vueltas y vueltas. No somos capaces de saber que tendremos que derribar algunas barreras.  
El acomodo en nuestra vida viene dado por ciertas defensas que nos hemos ido creando. Pero esas defensas, creeencias, que nos han ayudado a vivir bien - en algunos casos incluso mal - nos limitan. No nos dejan acceder a otros lugares o experiencias. 
El coach, en este caso es capaz de hacerte dar vueltas, vueltas y vueltas, manteniéndose al margen, y presentarte de cerca lo que puedes conseguir. Tú das vueltas, y el coach te estimula. No es bastante, el coach te estimula más, sigue sin ser suficiente, te ve dar más vueltas, necesita más acción,... otro estímulo más. Así hasta que tú eres capaz de encontrar una salida. Un camino que desconocías.
Será la casualidad, será el esfuerzo, será las vueltas que da el perrito. La verdad es que al final del proceso, hay salida. Siempre la hay. El método funciona.
Y sí, el coach es un poco canalla...pero ha valido la pena. 
Ah, lo de poner luego los juguetes dentro del círculo ya tiene otro nombre más fuerte...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada