Acompáñame dándole al botón "Me gusta" y mejor aún dándole al botón "participar en este sitio". Se está muy bien en buena compañía.

En facebook

Seguidores

Lujuria

Me da para pensar mucho el conocer que en multitud de ocasiones tomamos decisiones o realizamos acciones que justificamos a posteriori sin darnos cuenta de que eso es lo que hemos hecho. Es más, si nos lo preguntaran, seguramente diríamos que el proceso ha sido al revés: primero pensamos y luego actuamos

Una de las situaciones en la que más ocurre esto es en aquellas que afectan a la lujuria. Esta emoción, es decir, la reacción psico-física inmediata a ese estímulo externo, nos afecta al cuerpo y a la mente de manera inmediata. El proceso químico que provoca nos afecta y nos altera. ¿Cómo actúa sobre nosotros, cómo nos influye, qué tipo de respuesta damos cuando estamos influenciados por la lujuria? ¿Cómo la hacemos consciente? ¿Cómo justificamos luego nuestra actuación?

El poder de la lujuria es enorme. Cambia carácter, altera respuestas, provoca. ¿Qué sentido tiene para nosotros? ¿La lujuria es buena o mala? ¿Nos puede servir para controlar determinadas situaciones o inducir a ellas? Por supuesto la lujuria es decisiva en las relaciones con los demás. No olvidemos que la lujuria es el “leit motiv” de muchísima gente.

Conocer todo el proceso que nos provoca un “ataque” de lujuria nos puede ayudar a ser conscientes de nuestros actos y a saber ajustarlos a nuestros valores. Saber cómo provocar la lujuria también tiene su puntito.

Para empezar a conocerla os invito a que veáis este interesante video sobre la lujuria. Seguro que nos da para más de una conversación.

Pd.- Os adjunto la definición de lujuria en el RAE, ¿qué os parece?

1. f. Vicio consistente en el uso ilícito o en el apetito desordenado de los deleites carnales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada