Acompáñame dándole al botón "Me gusta" y mejor aún dándole al botón "participar en este sitio". Se está muy bien en buena compañía.

En facebook

Seguidores

Mentiras

Se pilla antes a un mentiroso que a un cojo”. Esta frase se va a hacer realidad. Porque digan lo que digan, hay verdaderos profesionales de la mentira, a los que no hay manera de pillar. También hay ciertas mentiras que son necesarias para poder relacionarnos y vivir.

Algún fiel lector dirá que ya he hablado de este asunto. En efecto, concretamente en la entrada mentir se pone difícil. Pero es que cada día hay más novedades respecto a estos asuntos. La neurociencia sigue su carrera loca de descubrimientos y aplicaciones. 

Bueno pues ahora, además de la onda P300 se está trabajando con la N400. Si aquella se activa cuando vemos una imagen sobre la que tenemos recuerdos, ésta, la N400, varía cuando oímos una frase que no tiene sentido. Por ejemplo: “Ayer te tomaste una cerveza con Mari Pili”. Si  es verdad, la N400 se queda tranquilita. Pero como sea mentira, es decir, no tenga lógica,  se dispara. La velocidad de respuesta de estas ondas es tan rápida que no podemos controlarlas conscientemente.

Así que imaginad por un momento que nos implantan un chip en el cuerpo – al igual que ya lo hacen para otras aplicaciones – que mida estas ondas. Y que nos pongan en la frente un semáforo rojo-verde para indicar si mentimos o no. ¡Madre mía la que se va a liar!. Estos potenciales evocados van a provocar  un cambio brusco en determinados hábitos. Tal vez nos tengamos que preparar para este futuro tan cercano, en menos tiempo del que pensamos. 


Por tanto, por favor, ponedme de inmediato una maravillosa nota en esta entrada indicando que os gusta mucho lo que leéis. Yo os creeré sinceramente.   

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada