Acompáñame dándole al botón "Me gusta" y mejor aún dándole al botón "participar en este sitio". Se está muy bien en buena compañía.

En facebook

Seguidores

Este no es tu blog



En este blog hemos tratado muchos asuntos (¡acabo de ver que ya hay más de 180!). Unos te habrán llamado la atención, otros tal vez los consideres intrascendentes. Es difícil acertar con todos o mejor dicho, la variedad de lectores me permite multitud de entradas con muchas posibles temáticas. Reconozco que esto me gusta. 

Pero esta entrada tal vez sea la definitiva – que no la última – porque puede que te anime  a no pasar nunca más por aquí. Más que nada para que te evite perder el tiempo

Entrar en este blog  sin haberte hecho a ti mismo las siguientes tres preguntas es como pensar que hoy mismo puedes ser un profesional de la fórmula uno sin haberte subido  nunca a un coche. Incongruente no, imposible. 

Pues ¿cómo vamos a encauzar nuestra vida, cómo vamos a prepara nuestro futuro si nunca nos hemos preguntado quien soy, para qué estoy aquí y hacia dónde voy?

Quien no haya tenido estas dudas, quien no se las haya planteado nunca, es difícil que pueda sacar algo de provecho de este blog. Es difícil que entienda lo que aquí se trata de exponer. Si es tu caso, déjalo, no sigas leyendo. Este no es tu blog

Quien se las haya planteado pero no las haya respondido, entonces tiene que ponerse ya a la tarea.  Porque nadie puede saber lo que hacer si no sabe quien es. Si esto ocurre, no sabremos discernir con qué herramientas contamos y cuales podemos necesitar. Si no profundizamos en nuestro  ideal de vida (para qué estamos aquí) entonces  no sabremos hacia dónde enfocar.  Por supuesto, finalmente, si no  contestamos a la tercera, si no sabemos hacia dónde vamos, ¿cómo vamos a elegir el camino correcto? ¿Como vamos a pedir que nos ayuden a encontrarlo?

Este blog trata de plantear caminos, herramientas y enfoques que sólo servirán si tú sabes a dónde apuntar. Da miedo pero hay que pararse y contestar a estas tres preguntas. Con sinceridad y con profundidad. Se puede hacer.  Una vez tengas la respuesta, te aseguro que todo cambia. Para bien.  

Pd.- Espero que a partir de la próxima entrada no me caigan muchos lectores, ulps. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada