Acompáñame dándole al botón "Me gusta" y mejor aún dándole al botón "participar en este sitio". Se está muy bien en buena compañía.

En facebook

Seguidores

Cambiar a peor

Hay cosas que nunca me dejan de sorprender. Hoy me vais a permitir que utilice alguna palabra “malsonante”. Sabéis que no suelo hacerlo pero así hago una transcripción mas literal de lo hablado. 


No me voy a enrollar mucho. Imaginad por un momento que alguien opta por dos posibilidades frente a una situación. La primera pregunta que se me ocurre es ¿Cómo quedarás si optas por el camino A? La respuesta que me dan es categórica: “Jodido”.

Bueno, ya tenemos algo más claro. Me alegra tanta claridad. Se me escapa una sonrisa. Entonces, ¿cómo quedarás al optar por el camino B?  En décimas de segundo, marcando previamente un gesto de desesperación, la respuesta es: “Jodido”.

Ahora el gesto de desesperación se me pone a mí. No lo puedo evitar. Mi interlocutor sólo ve dos caminos posibles y los dos nos llevan al mismo sitio. 

La siguiente propuesta es buscar alguna alternativa más. Pero no se centra en ello. ¿Y la posibilidad de quedarse como está?  No le gusta.

¿Entonces? ...Que quiere un cambio. Sí o sí. 

La duda que me viene a mí en ese momento es: ¿Alguien quiere meterse en un camino que sabe que le va a ir mal?  ¿Qué obtiene con ello? ¿Qué será más doloroso? ¿No estar bien ahora porque lo que tienes en este momento no te gusta? ¿O estar muy, muy jodido más adelante pues has sido consciente de que ibas a estar jodido?

Desde luego, esto último es jugar a la ruleta rusa con el cargador lleno de balas. Y lo que más me sorprende es que alguien vaya a pegarse un tiro a sí mismo sabiendo que va a morir…pero no porque quiera morir, sino porque quiere salir de una situación actual. A cualquier precio. Aunque en ese otro sitio le vaya aún peor.  


Desde luego, hay mucha presión hoy en día para salir de la zona de confort, para moverte, para impulsar el cambio. Pero hay que distinguir - aunque sea de perogrullo - que no todos los cambios son necesariamente a mejor. Ni tienen que ser ¡ya! Ni a cualquier precio.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada